miércoles
abr092014

Alejandro C.

Por una amiga con la que me encontré después de varios años, ex - fumadora empedernida, me enteré de este método con Laser para dejar de fumar.

 

Me habló de la Dra Hurtado y su método de Rayos Láser, y la verdad no le creí mucho…rayos láser..? qué será eso, me dije…parece cuento!!

 

Pasaron 2 meses y tuve un cuadro de Bronquitis Asmatiforme, el neumólogo que me trataba, me dijo que debía dejar de fumar y me dio el teléfono de la Dra Hurtado…me sonaba ese nombre, recordé que mi amiga la había recomendado también. Entre mi incredulidad y los bronquios que se me cerraban, un tanto preocupado por los inhaladores y corticoides, decidí buscar a la Dra. del Láser.

 

Así que fui, me dio las explicaciones del caso y empecé la terapia. Ya no fumo más y soy un testimonio real de que se puede dejar de fumar… el asma ha mejorado, no uso inhaladores, me deshinche de los corticoides y estoy haciendo deporte cosa que no hacía años porque no tenía físico mientras fumaba.

 

Ojala que ayude a los incrédulos como yo, se puede vivir libre de cigarro y del detestable humo. Gracias Dra Hurtado, usted me ayudó a mejorar mi salud y a vencer a ese monstruo llamado cigarro.

 

miércoles
abr092014

Fanny P

Este testimonio de cómo dejé de fumar lo hago como una forma de ayudar a quienes como yo, piensan que no es posible dejar de fumar. Soy madre de 2 niños, y fumo desde la época de colegio, actualmente consumo 1 cajetilla y media por día, hice otros tratamientos como parches e hipnosis sin resultados.

Cuando llegué donde la Dra. Hurtado temblaba de miedo ante la sola idea de dejar de fumar, me sentía insegura, débil. Intentaría nuevamente abandonar al amigo entrañable, a mi compañero de vida, de fracasos y triunfos, mi cigarro!.

La Dra me aconsejó que tomara 3 días para reflexionar en lo que significa dejar de fumar, y pensar en toda la información científica y de apoyo recibida durante la entrevista que duró mas de 40 minutos. Así lo hice, y el lunes estuve en su oficina a primera hora, decidida y segura de querer dejar a mi amigo el cigarro, y marcar con ello una nueva etapa en mi vida. . Inicié la terapia y sucedió algo increíble: se me fueron los deseos de fumar...ni yo misma podía creerlo..!, tantos años desperdiciados en fumar, y perjudicando mi salud con algo llamado claudicación intermitente, lo cual me impiden muchas veces caminar por el dolor insoportable en las piernas, producto del cigarro.

A estas alturas de mi vida voy 4 veces a la semana a un gimnasio, camino, me siento feliz y sobre todo mis hijos no han vuelto a verme fumar y lo celebran al igual que toda mi familia. Mi vida ha cambiado totalmente, ahora me siento tranquila, sin ansiedad, alegre y dispuesta a ser testimonio de que, dejar de fumar si se puede..!! Gracias Dra Hurtado, usted me ayudó mucho, hoy soy una mujer libre de adicciones.
domingo
may202012

Gustavo S.

Llevaba fumando mas de 30 años, empecé a los 18 en la universidad, poco a poco aumenté el número de cigarros hasta llegar a las 2 cajetillas diarias. Apenas despertaba por la mañana lo primero que hacía era fumar incluso antes de desayunar hasta que me enteré por un amigo que dejó de fumar con Láser donde la Dra Hurtado, y decidí que era momento de cambiar mi estilo de vida.

Hice el tratamiento y llevo a la fecha 2 años sin fumar, sin deseos de hacerlo a pesar de estar con personas que fuman, el cigarro ya fue para mi....!!!.

Hoy hago deporte, como saludablemente y siento que mi vida está en orden, al fin lo logré..!! Gracias Dra Hurtado por ser el instrumento de mi cambio de vida. Valoro su trabajo y esfuerzo como médico en ayudar, apoyar y estimular a sus pacientes a que dejen de fumar.

. Lo recomiendo a todos aquellos que no pueden liberarse de esta terrible adicción. .

Gustavo S.

domingo
may202012

CLAUDIO

Tengo actualmente 42 años de los cuales he bebido por un espacio de 19 años, por lo general cerveza,y la verdad que nunca lo vi mal. Todos lo hacían, se divertían, por qué no hacerlo yo? Los reclamos de mi esposa los tomaba como exageración hasta que un dia manejaba en estado de ebriedad y atropellé a un vecino, ahí empezó esta tarea de buscar ayuda.

Vine a laser salud y vida por recomendacion de algunos amigos, de esos buenos amigos que también dejaron su adicción con Laser salud y vida, y que al verme a punto de perder el control de mi vida y de mi familia me recomendaron para empezar a dejar ese mounstruo en que se había convertido mi adicción, asi fue que empece el tratameinto y llevo 1 año sin tomar nada, y me di cuenta que las fiestas y las reuniones suenan divertidas cuanto mas ecuánime estoy, no necesito tomar para reir sino todo lo contrario pues esta vez lo disfruto mas; antes parecía que quería emborracharme para no enfrentar los problemas en cambio ahora estoy lucido y puedo darme cuenta de cualquier inconveniente y solucionarlo ya en el momento.

Hoy estoy en paz conmigo mismo y feliz con mi familia.

Cuando reflexiono en cómo tomaba antes, parece que se tratara de otra persona. He librado además a mis hijos de un mal ejemplo y de un drama familiar que lo ocasionaba yo mismo sin darme cuentaHoy estoy feliz, realmente feliz.Gracias a terapia laser y a la Dra Hurtado puedo sentirme libre

Claudio

domingo
abr042010

Kendy Peracchio

Soy Kendy Peracchio, (55) mujer libre y feliz desde que no fumo. Durante 40 años he fumado un promedio de 20 cigarrillos al día. (Cuando tenía un compromiso de noche, podía pasar los 30 o más).  Acabo de cumplir seis meses de haber dejado ese terrible vicio que había empezado a los 14 años, copiando modelos.

Yo no concebía mi vida sin un pucho en la mano. Desde que abría los ojos hasta que los cerraba, tenía que estar acompañada por él. Era de las personas que no podía hablar por teléfono sin un cigarrillo en la otra mano; no podía escribir en la computadora sin uno en la boca; no podía cocinar sin uno en el cenicero; no podía estar en un “recreo” de mi dictado de clases sin fumar con insólita vehemencia un cigarrito o la mitad de él, si el tiempo no alcanzaba.

La verdad es que ni yo misma lo puedo creer: siempre pensé  que nunca dejaría ese “placer”,  ya que ni siquiera me lo había propuesto.  No sentía ningún malestar físico, pero sí me sentía mal porque mis hijos me pedían que lo dejara. Ellos no fuman y les dolía muchísimo que yo lo hiciera. El día que supe de este sistema de láser en frío pensé que sí, que ese podía y debía ser el método que me liberara de las ataduras del tabaco. Y así fue. Desde la primera sesión no volví a tocar un cigarrillo. La gente amiga puede fumar a mi alrededor, pero yo no tengo el deseo de compartir ese pucho, pero tampoco me molesta el humo. Debemos aprender a ser tolerantes, como lo fueron con nosotros por tantos años.

Algún día ellos también se darán cuenta que les llegó  el momento de dejar de ser esclavos. Pienso que no se debe forzar a nadie a nada; la decisión debe surgir de cada persona y eso constituye más de la mitad del éxito del método.

Mi agradecimiento a la doctora Liliana Hurtado es inmenso, porque, además de la eficacia de su método, ella hace un seguimiento cercano a nosotros, sus pacientes, no nos abandona y sé que los apoya si hubiera una recaída. Espero que ese no sea mi caso.

Kendy Peracchio